Rosa María Abad León, primera ministra de la catequesis.

Rosa María Abad León, primera ministra de la catequesis

Este domingo, 23 de enero, coincidiendo con el Domingo de la Palabra de Dios, el Papa Francisco va a otorgar el ministerio de catequista a un grupo de catequistas procedentes de todo el mundo en una celebración en la basílica de San Pedro. Entre ellos estará la madrileña Rosa María Abad León, que el pasado viernes, 14 de enero, fue recibida por el arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro.

Fue el Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización el que pidió al arzobispo que propusiese a una catequista de la archidiócesis de Madrid para formar parte de este grupo de primeros ministros de la catequesis de la Iglesia y, tras oir al Consejo Episcopal y al delegado episcopal de Catequesis, Manuel María Bru, se propuso a Abad por su valiosa formación como catequista, su rica experiencia y buen hacer como catequista parroquial de infancia, y su colaboración con la archidiócesis. Abad es catequista de la parroquia del Santísimo Cristo de la Víctoria, miembro del Equipo de Expertos de la Delegación de Catequesis del Arzobispado de Madrid, y miembro de la Asociación Española de Catequetas (AECA).

En la reunión de la semana pasada con el purpurado, Abad estuvo acompañada por su párroco, Alfredo Jiménez Romero, y el delegado. Hablaron de los retos de la catequesis hoy, sobre todo a fin de procurar una catequesis «que toque el corazón antes que la cabeza», en palabras del cardenal Osoro, y Abad compartió experiencias muy significativas donde la calidez de la acogida y el cariño a los niños es previa a todas las explicaciones teóricas sobre la fe, de cara a dar frutos evangelizadores al servicio de la iniciación cristiana.

El arzobispo la felicitó y le comunicó su deseo de hacer un nombramiento canónico, una vez recibido el ministerio, con el que abrir una carpeta en la diócesis con los designados para este ministerio que tras ella seguirán recibiendo otros catequistas de manos del obispo, que contará con ellos para un ejercicio estable de la catequesis y una disponibilidad supraparroquial, al servicio de la promoción y coordinación diocesanas para la catequesis. En la web de la Delegación de Catequesis hay más información sobre este ministerio.

Infomadrid / Delegación de Catequesis / Foto: R. P.

Listo el nuevo rito litúrgico para instituir a catequistas

Publicado el texto del ritual que entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2022. Para el Prefecto del Culto Divino es «una nueva oportunidad para llegar a una visión orgánica de las distintas realidades ministeriales». En una carta adjunta aclara la naturaleza del ministerio «que corresponde a los laicos» y los requisitos para llevarlo a cabo.

Salvatore Cernuzio – Ciudad del Vaticano

Accipe hoc fídei nostræ signum, cáthedram veritátis et caritátis Christi, eúmque vita, móribus et verbo annúntia”

(Recibe este signo de nuestra fe, cátedra de la verdad y del amor de Cristo, y proclámalo con tu vida, tus comportamientos y con la palabra).

A partir del 1 de enero de 2022, ésta será una de las fórmulas latinas con las que un hombre o una mujer – laicos de profunda fe y madurez humana y con la debida formación bíblica y pastoral- serán instituidos como catequistas por su Obispo durante una celebración litúrgica. Tras instituir formalmente el ministerio del catequista con el Motu Proprio Antiquum ministerium del pasado 10 de mayo, el Papa aprobó y publicó una Editio typica que introduce un específico Rito de Institución de los Catequistas. Se trata de un texto básico que luego será traducido y adaptado por las distintas Conferencias Episcopales del mundo.

El rito podrá realizarse durante una misa o una celebración de la Palabra de Dios y tendrá un esquema preciso: exhortación, invitación a la oración, texto de bendición y entrega del crucifijo. Lea también 11/05/2021

El Papa establece el ministerio de catequista

Monseñor Arthur Roche, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, en una carta que acompaña la publicación de la Editio typica, dirigida a los presidentes de las Conferencias Episcopales, propone algunas notas sobre el ministerio del catequista. En primer lugar, se aclara la naturaleza de este ministerio, como un «servicio estable prestado a la Iglesia local» y, sobre todo, como un «ministerio laical que tiene como fundamento la condición común de ser bautizados», por tanto, «esencialmente distinto» del ministerio ordenado. «En virtud del Bautismo», los catequistas están llamados a ser «corresponsables en la Iglesia local para el anuncio y la transmisión de la fe, desempeñando esta función en colaboración con los ministros ordenados y bajo su guía».

“En la gran variedad de formas – dice Roche – se pueden distinguir dos tipologías principales”: los catequistas con la tarea específica de la catequesis, y otros que participan en las diferentes formas de apostolado, como dirigir la oración de la comunidad; asistir a los enfermos; celebrar funerales; formar a otros catequistas; coordinar iniciativas pastorales; ayudar a los pobres.

La carta del Prefecto especifica que, dado que este ministerio tiene «un fuerte valor vocacional que requiere el debido discernimiento por parte del Obispo», no se debe instituir a todos los que son llamados «catequistas» o que realizan un servicio de colaboración pastoral. En particular, no deben ser instituidos: los candidatos al diaconado y al sacerdocio; los religiosos y religiosas, independientemente de que pertenezcan a Institutos cuyo carisma sea la catequesis; los profesores de religión en las escuelas y los que prestan un servicio dirigido exclusivamente a los miembros de un movimiento eclesial, a quienes esta «valiosa» función es confiada por los responsables de cada movimiento eclesial y no por el Obispo.

En cuanto a los acompañantes de la iniciación de niños y adultos, tampoco tienen que ser necesariamente instituidos en el ministerio específico, sino que deben recibir al comienzo de cada año catequético «un mandato eclesial público con el cual se les confía esta función indispensable».

La carta especifica que es tarea de cada Conferencia Episcopal aclarar el perfil, el papel y las formas más coherentes para el ejercicio del ministerio de los Catequistas. El Derecho Canónico prevé la posibilidad de confiar a un laico «una participación en el ejercicio de la pastoral en una parroquia», pero es necesario «formar a la comunidad para que no vea en el catequista un sustituto» del sacerdote o del diácono, sino un fiel laico que colabora con los ministros ordenados «para que su atención pastoral llegue a todos».

El Papa instituye un ministerio para los catequistas. Motu proprio «Antiquum ministerium».

La Oficina de Prensa vaticana ha presentado a los medios de comunicación el texto del Motu proprio «Antiquum ministerium». En 2018, el Papa ya había hablado de la necesidad de dar a este servicio una dimensión institucional en la Iglesia.

En ese año el Papa había anunciado que el «catequista es una vocación»: «Ser catequista, esa es la vocación, no trabajar como catequista». Y poco después añadió que esta «forma de servicio que se realiza en la comunidad cristiana» requería ser reconocida «como un verdadero y genuino ministerio de la Iglesia».

La convicción ha tomado la forma del Motu proprio Antiquum ministerium que ha sido presentado hoy en presencia del arzobispo Rino Fisichella, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, y de Mons. Franz-Peter Tebartz-van Elst, delegado para la Catequesis del dicasterio.

El primer anuncio

El Motu proprio, por tanto, establecerá formalmente el ministerio del catequista, desarrollando esa dimensión evangelizadora de los laicos deseada por el Vaticano II. Un papel al que, según dijo Francisco en el videomensaje, le corresponde «un primer anuncio». En un contexto de «indiferencia religiosa – había indicado el Papa – vuestra palabra será siempre un primer anuncio, que llega a tocar el corazón y la mente de tantas personas que esperan encontrarse con Cristo«.

AQUI EL TEXTO COMPLETO

Papa Francisco: el catequista será un ministerio.

Francisco instituirá el ministerio del catequista - Alfa y Omega

La Oficina de Prensa vaticana anunció que el martes 11 de mayo se presentará a los medios de comunicación el texto del Motu proprio «Antiquum ministerium». Ya en 2018, el Papa había hablado de la necesidad de dar a este servicio una dimensión institucional en la Iglesia.

Alessandro De Carolis – Ciudad del Vaticano

Lo tenía en el corazón desde hace unos años, desde que en un videomensaje de 2018 a los participantes en una conferencia internacional sobre el tema, Francisco afirmó con claridad que el «catequista es una vocación»: «Ser catequista, esa es la vocación, no trabajar como catequista».

Y poco después añadió que esta «forma de servicio que se realiza en la comunidad cristiana» requería ser reconocida «como un verdadero y genuino ministerio de la Iglesia». La convicción maduró y tomó la forma del Motu proprio Antiquum ministerium que será presentado el próximo martes a las 11:30 horas en la Oficina de Prensa vaticana, según se anunció hoy, en presencia del arzobispo Rino Fisichella, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, y de monseñor Franz-Peter Tebartz-van Elst, delegado para la Catequesis del dicasterio.

En primera línea

El Motu proprio, por tanto, establecerá formalmente el ministerio del catequista, desarrollando esa dimensión evangelizadora de los laicos deseada por el Vaticano II. Un papel al que, según dijo Francisco en el videomensaje, le corresponde «un primer anuncio». En un contexto de «indiferencia religiosa -había indicado el Papa- vuestra palabra será siempre un primer anuncio, que llega a tocar el corazón y la mente de tantas personas que esperan encontrarse con Cristo».

Una dimensión comunitaria

Un servicio que debe vivirse con intensidad de fe y en una dimensión comunitaria, como se subrayó también el pasado 31 de enero en la audiencia a los participantes en el encuentro promovido por la Oficina Nacional de Catequesis de la CEI. «Este es el momento -dijo el Papa- de ser artesanos de comunidades abiertas que sepan valorar los talentos de cada uno. Es la hora de comunidades misioneras, libres y desinteresadas, que no buscan la relevancia y la ventaja, sino que recorren los caminos de la gente de nuestro tiempo, inclinándose hacia quienes están en los márgenes»…

Fuente: Vatican News.

NAVIDAD 2020

¿QUE NO HABRÁ NAVIDAD?

¡Claro que sí! Más silenciosa y con más profundidad. Más parecida a la primera en la que Jesús nació en soledad. Sin muchas luces en la tierra pero con la de la estrella de Belén destellando rutas de vida en su inmensidad. Sin cortejos reales colosales pero con la humildad de sentirnos pastores y zagales buscando la Verdad. Sin grandes mesas y con amargas ausencias pero con la presencia de un Dios que todo lo llenará.

¿QUE NO HABRÁ NAVIDAD?

¡Claro que sí! Sin las calles a rebosar pero con el corazón enardecido por el que está por llegar. Sin ruidos ni verbenas,reclamos ni estampidas…pero viviendo el Misterio sin miedo al «covid-herodes» que pretende quitarnos hasta el sueño de esperar. Habrá Navidad porque DIOS está de nuestro lado y comparte, como Cristo lo hizo en un pesebre, nuestra pobreza, prueba, llanto, angustia y orfandad. Habrá Navidad porque necesitamos una luz divina en medio de tanta oscuridad. Covid19 nunca podrá llegar al corazón ni al alma de los que en el cielo ponen su esperanza y su alto ideal.

¡HABRÁ NAVIDAD!¡

CANTAREMOS VILLANCICOS!

¡DIOS NACERÁ Y NOS TRAERÁ LIBERTAD!                             

(J.Leoz)

El Papa telefoneó al sacerdote navarro Javier Leoz para elogiarle este texto sobre la Navidad.

La Delegación de Catequesis y el Secretariado del Servicio Bíblico, ofertan sendos Talleres en las Jornadas Diocesanas de Formación Pastoral 2019

Galería

Esta galería contiene 3 fotos.

Aquí puedes descargar los siguientes archivos:  * Tríptico – Con el programa original de las Jornadas escaneado. *  Talleres/Objetivos – Con los objetivos que se van a trabajar en cada Taller. * Ficha de Inscripción – Documento que contiene toda … Sigue leyendo