Rosa María Abad León, primera ministra de la catequesis.

Rosa María Abad León, primera ministra de la catequesis

Este domingo, 23 de enero, coincidiendo con el Domingo de la Palabra de Dios, el Papa Francisco va a otorgar el ministerio de catequista a un grupo de catequistas procedentes de todo el mundo en una celebración en la basílica de San Pedro. Entre ellos estará la madrileña Rosa María Abad León, que el pasado viernes, 14 de enero, fue recibida por el arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro.

Fue el Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización el que pidió al arzobispo que propusiese a una catequista de la archidiócesis de Madrid para formar parte de este grupo de primeros ministros de la catequesis de la Iglesia y, tras oir al Consejo Episcopal y al delegado episcopal de Catequesis, Manuel María Bru, se propuso a Abad por su valiosa formación como catequista, su rica experiencia y buen hacer como catequista parroquial de infancia, y su colaboración con la archidiócesis. Abad es catequista de la parroquia del Santísimo Cristo de la Víctoria, miembro del Equipo de Expertos de la Delegación de Catequesis del Arzobispado de Madrid, y miembro de la Asociación Española de Catequetas (AECA).

En la reunión de la semana pasada con el purpurado, Abad estuvo acompañada por su párroco, Alfredo Jiménez Romero, y el delegado. Hablaron de los retos de la catequesis hoy, sobre todo a fin de procurar una catequesis «que toque el corazón antes que la cabeza», en palabras del cardenal Osoro, y Abad compartió experiencias muy significativas donde la calidez de la acogida y el cariño a los niños es previa a todas las explicaciones teóricas sobre la fe, de cara a dar frutos evangelizadores al servicio de la iniciación cristiana.

El arzobispo la felicitó y le comunicó su deseo de hacer un nombramiento canónico, una vez recibido el ministerio, con el que abrir una carpeta en la diócesis con los designados para este ministerio que tras ella seguirán recibiendo otros catequistas de manos del obispo, que contará con ellos para un ejercicio estable de la catequesis y una disponibilidad supraparroquial, al servicio de la promoción y coordinación diocesanas para la catequesis. En la web de la Delegación de Catequesis hay más información sobre este ministerio.

Infomadrid / Delegación de Catequesis / Foto: R. P.

Listo el nuevo rito litúrgico para instituir a catequistas

Publicado el texto del ritual que entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2022. Para el Prefecto del Culto Divino es «una nueva oportunidad para llegar a una visión orgánica de las distintas realidades ministeriales». En una carta adjunta aclara la naturaleza del ministerio «que corresponde a los laicos» y los requisitos para llevarlo a cabo.

Salvatore Cernuzio – Ciudad del Vaticano

Accipe hoc fídei nostræ signum, cáthedram veritátis et caritátis Christi, eúmque vita, móribus et verbo annúntia”

(Recibe este signo de nuestra fe, cátedra de la verdad y del amor de Cristo, y proclámalo con tu vida, tus comportamientos y con la palabra).

A partir del 1 de enero de 2022, ésta será una de las fórmulas latinas con las que un hombre o una mujer – laicos de profunda fe y madurez humana y con la debida formación bíblica y pastoral- serán instituidos como catequistas por su Obispo durante una celebración litúrgica. Tras instituir formalmente el ministerio del catequista con el Motu Proprio Antiquum ministerium del pasado 10 de mayo, el Papa aprobó y publicó una Editio typica que introduce un específico Rito de Institución de los Catequistas. Se trata de un texto básico que luego será traducido y adaptado por las distintas Conferencias Episcopales del mundo.

El rito podrá realizarse durante una misa o una celebración de la Palabra de Dios y tendrá un esquema preciso: exhortación, invitación a la oración, texto de bendición y entrega del crucifijo. Lea también 11/05/2021

El Papa establece el ministerio de catequista

Monseñor Arthur Roche, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, en una carta que acompaña la publicación de la Editio typica, dirigida a los presidentes de las Conferencias Episcopales, propone algunas notas sobre el ministerio del catequista. En primer lugar, se aclara la naturaleza de este ministerio, como un «servicio estable prestado a la Iglesia local» y, sobre todo, como un «ministerio laical que tiene como fundamento la condición común de ser bautizados», por tanto, «esencialmente distinto» del ministerio ordenado. «En virtud del Bautismo», los catequistas están llamados a ser «corresponsables en la Iglesia local para el anuncio y la transmisión de la fe, desempeñando esta función en colaboración con los ministros ordenados y bajo su guía».

“En la gran variedad de formas – dice Roche – se pueden distinguir dos tipologías principales”: los catequistas con la tarea específica de la catequesis, y otros que participan en las diferentes formas de apostolado, como dirigir la oración de la comunidad; asistir a los enfermos; celebrar funerales; formar a otros catequistas; coordinar iniciativas pastorales; ayudar a los pobres.

La carta del Prefecto especifica que, dado que este ministerio tiene «un fuerte valor vocacional que requiere el debido discernimiento por parte del Obispo», no se debe instituir a todos los que son llamados «catequistas» o que realizan un servicio de colaboración pastoral. En particular, no deben ser instituidos: los candidatos al diaconado y al sacerdocio; los religiosos y religiosas, independientemente de que pertenezcan a Institutos cuyo carisma sea la catequesis; los profesores de religión en las escuelas y los que prestan un servicio dirigido exclusivamente a los miembros de un movimiento eclesial, a quienes esta «valiosa» función es confiada por los responsables de cada movimiento eclesial y no por el Obispo.

En cuanto a los acompañantes de la iniciación de niños y adultos, tampoco tienen que ser necesariamente instituidos en el ministerio específico, sino que deben recibir al comienzo de cada año catequético «un mandato eclesial público con el cual se les confía esta función indispensable».

La carta especifica que es tarea de cada Conferencia Episcopal aclarar el perfil, el papel y las formas más coherentes para el ejercicio del ministerio de los Catequistas. El Derecho Canónico prevé la posibilidad de confiar a un laico «una participación en el ejercicio de la pastoral en una parroquia», pero es necesario «formar a la comunidad para que no vea en el catequista un sustituto» del sacerdote o del diácono, sino un fiel laico que colabora con los ministros ordenados «para que su atención pastoral llegue a todos».

Arranca la campaña «Me apunto a Religión»

La Comisión Episcopal para la Educación y Cultura ha lanzado la campaña “Me Apunto a Religión”, con la que la Conferencia Episcopal Española desea, a lo largo de todo el mes de junio, invitar a las familias y al alumnado a matricularse en la asignatura de Religión Católica en el próximo curso 2021-2022.

La campaña anima a la elección de la asignatura de Religión subrayando su carácter escolar y académico, su aportación específica al desarrollo integral de los alumnos y alumnas y a la articulación de sociedades respetuosas con la diversidad religiosa.  Esta campaña está dirigida a familias con hijos e hijas en edad escolar y a estudiantes de secundaria. Además, se lanza en dos tipos de soporte: a través de las redes sociales y en prensa online de ámbito nacional. 

Esta iniciativa se suma también a aquellas acciones que las distintas delegaciones diocesanas de Enseñanza están realizando con la misma finalidad.

TIERRA SANTA, EL ULTIMO PEREGRINO. Estreno 21-05-21 en cines.

Los franciscanos españoles recomiendan la película

“Tierra Santa, el último peregrino”

Se estrena hoy viernes 21 de mayo en las salas españolas con la motivación de ayudar a los cristianos de los Santos Lugares.

EN SANTANDER: CINESA, BAHIA DE SANTANDER

Hoy viernes 21 de mayo se estrena en los cines españoles la película «Tierra Santa, el último peregrino», que para los franciscanos españoles es un film nacido con el ánimo de reavivar el deseo de peregrinar a los Santos Lugares (que llevan sin recibir peregrinaciones desde hace más de una año por la pandemia del coronavirus), con todas las implicaciones económicas que esto conlleva para los pocos cristianos que aún viven allí».

La película narra la historia de una familia en crisis y cómo un viaje les cambia la vida. «Conoceremos a personas con vidas y testimonios impactantes y nos adentraremos en lugares que, más que ruinas, son pilares de una fe que transforma los corazones», explican desde la distribuidora European Dreams Factory.

Una familia en crisis

La película narra la historia de Carmen (Susi Lillo) que ve su matrimonio estancado: su marido (Carlos Cañas), no cuenta con ella y sus hijos no la comprenden, en especial Pedro (Alex Larumbe). Al proponerles ir de viaje a Tierra Santa se desata la tormenta y afloran sentimientos encontrados.

Para la Comisaría de Tierra Santa en España, el film quiere mostrarnos el sentido profundo de las peregrinaciones a Tierra Santa y las oportunidades de maduración de la fe que estas aportan.

«Nos ofrece bellas imágenes de los Lugares Santos y también recoge testimonios de varias personas vinculadas a Tierra Santa: franciscanos, sacerdotes seculares, historiadores, peregrinos, guías, etc, que se subrayan la importancia y la necesidad de mantener una comunidad cristiana residente allí, evitando que los Santos Lugares queden reducidos a museos. Realmente merece la pena, por ello os animamos a que la veáis. Es un modo más de fomentar el amor y conocimiento de la Tierra de Jesús», dicen los franciscanos españoles.

Ayudar a los cristianos en Tierra Santa

Para los productores, la motivación de esta película es dar a conocer que Tierra Santa ya se iba vaciando de peregrinos antes del Covid-19 «por culpa de otros virus: los de la indiferencia y la increencia. Pero ahora las piedras vivas que son los cristianos nativos tienen que emigrar en busca de trabajo… ¿Se quedará sin cristianos la Tierra de Cristo?», señalan.

Por lo tanto, la película se ha producido para ayudar ahora a los cristianos en Tierra Santa y para preservar la presencia cristiana en la Tierra de Jesús y «que nuestros hermanos cristianos no se vean obligados a emigrar además de para recordar a los cristianos del mundo entero el gran bien que hace al alma viajar a Tierra Santa en cuanto sea posible».

Serán 86 minutos trepidantes que culminarán de un modo inesperado, según los productores. Con un formato similar al de “Corazón Ardiente” y “Fátima el Último Misterio”, esta película entrelaza una trama de ficción junto con impactantes y conmovedores testimonios de personas que vivieron un en cuentro con lo divino, y se sintieron cautivadas por un perdón y amor inenarrables.

«Tierra Santa, el último peregrino» es una película del director Andrés Garrigó (Goya Producciones) y guión de Pedro Delgado y Benjamín Lorenzo.

El Papa instituye un ministerio para los catequistas. Motu proprio «Antiquum ministerium».

La Oficina de Prensa vaticana ha presentado a los medios de comunicación el texto del Motu proprio «Antiquum ministerium». En 2018, el Papa ya había hablado de la necesidad de dar a este servicio una dimensión institucional en la Iglesia.

En ese año el Papa había anunciado que el «catequista es una vocación»: «Ser catequista, esa es la vocación, no trabajar como catequista». Y poco después añadió que esta «forma de servicio que se realiza en la comunidad cristiana» requería ser reconocida «como un verdadero y genuino ministerio de la Iglesia».

La convicción ha tomado la forma del Motu proprio Antiquum ministerium que ha sido presentado hoy en presencia del arzobispo Rino Fisichella, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, y de Mons. Franz-Peter Tebartz-van Elst, delegado para la Catequesis del dicasterio.

El primer anuncio

El Motu proprio, por tanto, establecerá formalmente el ministerio del catequista, desarrollando esa dimensión evangelizadora de los laicos deseada por el Vaticano II. Un papel al que, según dijo Francisco en el videomensaje, le corresponde «un primer anuncio». En un contexto de «indiferencia religiosa – había indicado el Papa – vuestra palabra será siempre un primer anuncio, que llega a tocar el corazón y la mente de tantas personas que esperan encontrarse con Cristo«.

AQUI EL TEXTO COMPLETO

Papa Francisco: el catequista será un ministerio.

Francisco instituirá el ministerio del catequista - Alfa y Omega

La Oficina de Prensa vaticana anunció que el martes 11 de mayo se presentará a los medios de comunicación el texto del Motu proprio «Antiquum ministerium». Ya en 2018, el Papa había hablado de la necesidad de dar a este servicio una dimensión institucional en la Iglesia.

Alessandro De Carolis – Ciudad del Vaticano

Lo tenía en el corazón desde hace unos años, desde que en un videomensaje de 2018 a los participantes en una conferencia internacional sobre el tema, Francisco afirmó con claridad que el «catequista es una vocación»: «Ser catequista, esa es la vocación, no trabajar como catequista».

Y poco después añadió que esta «forma de servicio que se realiza en la comunidad cristiana» requería ser reconocida «como un verdadero y genuino ministerio de la Iglesia». La convicción maduró y tomó la forma del Motu proprio Antiquum ministerium que será presentado el próximo martes a las 11:30 horas en la Oficina de Prensa vaticana, según se anunció hoy, en presencia del arzobispo Rino Fisichella, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, y de monseñor Franz-Peter Tebartz-van Elst, delegado para la Catequesis del dicasterio.

En primera línea

El Motu proprio, por tanto, establecerá formalmente el ministerio del catequista, desarrollando esa dimensión evangelizadora de los laicos deseada por el Vaticano II. Un papel al que, según dijo Francisco en el videomensaje, le corresponde «un primer anuncio». En un contexto de «indiferencia religiosa -había indicado el Papa- vuestra palabra será siempre un primer anuncio, que llega a tocar el corazón y la mente de tantas personas que esperan encontrarse con Cristo».

Una dimensión comunitaria

Un servicio que debe vivirse con intensidad de fe y en una dimensión comunitaria, como se subrayó también el pasado 31 de enero en la audiencia a los participantes en el encuentro promovido por la Oficina Nacional de Catequesis de la CEI. «Este es el momento -dijo el Papa- de ser artesanos de comunidades abiertas que sepan valorar los talentos de cada uno. Es la hora de comunidades misioneras, libres y desinteresadas, que no buscan la relevancia y la ventaja, sino que recorren los caminos de la gente de nuestro tiempo, inclinándose hacia quienes están en los márgenes»…

Fuente: Vatican News.

Dos catecúmenos reciben los sacramentos de la iniciación cristiana en la solemne Vigilia Pascual presidida por nuestro obispo en la catedral de Santander.

Un año nuevo para celebrar la Pascua. Un año que el coronavirus no ha conseguido ya robarnos de nuevo la celebración comunitaria de la Pascua.

Esta noche en la Solemne Vigilia Pascual, madre de todas las vigilias del año, nuestro obispo, Mons. Manuel Sánchez Monge, ha iniciado en la fe a dos catecúmenos.

Los dos neófitos tienen ahora la urgente tarea de seguir celebrando esta nueva vida que hoy se ha alumbrado de ellos para que, como dice el ritual, crezca en ellos de día en día.

Desde aquí les felicitamos por el paso valiente y consciente, que han dado, al disponerse en el seguimiento de Cristo.

Fuente: www.diocesisdesantander.com

Fragmentos bíblicos hallados en Israel, un tesoro único

Fueron escritos hace unos dos mil años, en su mayoría, en griego, revelando partes de los doce profetas menores. El valor y la historia de este excepcional hallazgo en palabras de Marcello Fidanzio, profesor de Medio Ambiente Bíblico en la Facultad de Teología de Lugano y director del Instituto de Arqueología y Cultura de las Tierras Bíblicas.

Paolo Ondarza – Ciudad del Vaticano (Fuente: Vatican News)

Se trata del descubrimiento arqueológico de pergaminos bíblicos más emocionante y sensacional de los últimos 60 años. En el desierto de Judá, el territorio que se extiende entre el Estado de Israel y Cisjordania, gracias a una compleja operación de excavación llevada a cabo por la Autoridad de Antigüedades de Israel, han salido a la luz nuevos fragmentos de pergaminos bíblicos que datan de hace 2.000 años. Los hallazgos están escritos principalmente en griego y contienen porciones de los doce profetas menores, en particular Zacarías y Naum. En la operación también se descubrió un alijo de monedas raras de la época de Bar-Kokhba, el líder judío que dirigió la revuelta contra los romanos entre el 132 y el 135 d.C.; un esqueleto infantil de 6.000 años de antigüedad, probablemente femenino, envuelto en tela y momificado; y una gran cesta intacta que data de hace 10.500 años, probablemente la más antigua del mundo.

Descubrimiento de fragmentos bíblicos. Autoridad de Antigüedades de Israel

Descubrimiento de fragmentos bíblicos. Autoridad de Antigüedades de Israel

Detalles del descubrimiento

Es parte de la herencia depositada en las cuevas del desierto de Judá durante los grandes levantamientos antirromanos del pueblo judío. Vatican News escuchó la opinión de Marcello Fidanzio, profesor de ambiente bíblico en la Facultad de Teología de Lugano y director del Instituto de Arqueología y Cultura de las Tierras Bíblicas, sobre el significado de este sensacional descubrimiento.

Entrevista con Marcello Fidanzio

«Durante las dos revueltas -dice Fidanzio- algunos refugiados se escondieron en las cuevas porque eran perseguidos por los romanos. En este caso concreto nos referimos a una cueva con un nombre dramático, se llama la Cueva de los Horrores». ¿Por qué este nombre? «Unos 40 hombres, mujeres y niños murieron aquí de hambre y sed. En este lugar, durante su huida, habían traído algunos de sus objetos más preciados: posesiones, utensilios de la vida cotidiana y textos escritos: documentos y textos bíblicos». La reciente misión arqueológica de la Autoridad de Antigüedades de Israel, que comenzó en 2017, descubrió 20 pequeños fragmentos de pergaminos bíblicos.

Particularidades del descubrimiento

Particularidades del descubrimiento

El valor del descubrimiento

Se trata de un descubrimiento importante porque, explica el director del Instituto de Arqueología y Cultura de las Tierras Bíblicas de Lugano, «después de los grandes descubrimientos de los años cuarenta y cincuenta, especialmente en Qumrán y en el desierto de Judá, no había vuelto a ocurrir nada parecido en relación con los textos bíblicos». Descubrimientos de tal importancia reavivan la ilusión de los pioneros». Es un patrimonio que nunca se imaginó que existiera, «una nueva página en la historia de las excavaciones arqueológicas». Ahora los conocedores se preguntan si se trata del último de una serie de descubrimientos o, por el contrario, está revelando nuevas posibilidades que hay que investigar.

«Es algo que nos apasiona a los estudiosos de la Biblia», confiesa Fidanzio, «pero también interesa mucho a los israelíes, que subrayan que esta investigación está ligada a su identidad, a la historia de su presencia en la tierra de Israel». Por ello, no es gratuito que la Autoridad de Antigüedades de Israel haya dado especial importancia a la campaña de excavación. «Hasta ahora -añade el erudito de Lugano- los grandes descubrimientos se han realizado mediante excavaciones clandestinas». En este caso, sin embargo, este resultado se ha conseguido «con una cadena de rastreo llevada a cabo por una Autoridad de Antigüedades que ha trabajado metódicamente y que ha permitido salvar antigüedades como textos bíblicos, un cesto con tapa de hace 1.500 años, quizá el más antiguo encontrado hasta ahora, o el esqueleto de una niña depositado allí, envuelto en una tela de lino hace más de seis mil años».

Particularidades del descubrimiento

Particularidades del descubrimiento

Un periodo histórico fascinante

Pero, ¿qué aporta este descubrimiento a nuestro conocimiento de la Biblia? «Nos encontramos ante pequeños fragmentos, por tanto, un número limitado de líneas de texto escritas en griego relativas al Antiguo Testamento. Son una prueba de lo que los estudiosos llaman fluidez textual, la época en que el texto de la Biblia aún no era estable y único. Sólo más tarde las Escrituras fueron canonizadas, fijadas y luego transmitidas con gran fidelidad hasta nuestros días». Los fragmentos de la Cueva de los Horrores, en cambio, representan un momento todavía constitutivo y gracias a ellos podemos captar una etapa que condujo al texto definitivo.

«Estos descubrimientos nos introducen en un momento extremadamente fascinante de la historia: aquel en el que la Biblia encuentra su forma, se constituye». Entre las muchas características que se desprenden del estudio de los fragmentos, surge un detalle: en el texto griego, las cuatro letras impronunciables del nombre de Dios están escritas en paleo-hebreo, la antigua escritura que se utilizaba en la época del Primer Templo (hasta el 586 a.C.). «Ya existía en aquella época, como en los pergaminos utilizados en la época de Jesús, un gran respeto por el impronunciable Nombre de Dios. Escribirlo con otro alfabeto -concluye Fidanzio- es una estrategia del escriba, destinada a inducir al lector a centrar su atención en esas letras. Es decir, es un punto del texto que requiere gran respeto y sacralidad».

Una religiosa española es secretaria de la Pontificia Comisión Bíblica

Sor Nuria Calduch-Benages.

Profesora de la Gregoriana, experta desde hace tiempo en Sagrada Escritura, la española Sor Nuria Calduch-Benages, de las Misioneras de la Sagrada Familia de Nazaret, nombrada por el Papa Francisco, es la primera mujer que ocupa este cargo. Participó en los trabajos de la Comisión de Estudio sobre el Diaconado de las Mujeres

Ciudad del Vaticano (Fuente: Vatican News)

Una nueva presencia femenina se alza entre las altas responsabilidades institucionales de la Santa Sede a instancias del Papa. Hoy la nueva secretaria de la Pontificia Comisión Bíblica, la primera mujer en este cargo, es una religiosa originaria de Barcelona, Sor Nuria Calduch-Benages, que entró por primera vez en el organismo vaticano en 2014 y fue reconfirmada el pasado enero para un nuevo mandato de cinco años, hasta 2025.

Su denso y prestigioso cursus honorum la habilita como biblista y desde hace diez años, tras una experiencia previa, como profesora en la Pontificia Universidad Gregoriana, donde enseña Antiguo Testamento. Entre otros cargos, es profesora visitante en el Pontificio Instituto Bíblico de Roma, colaboradora asidua de la Federación Bíblica Católica, miembro destacado de revistas especializadas, así como miembro del Comité Científico de la revista Historia de las Mujeres (Universidad de Florencia) y de la serie «Tesis y Monografías» publicada por Verbo Divino (Estella). En 2008 participó en el Sínodo de la Palabra como experta y en 2016 el Papa Francisco la llamó a formar parte de la Comisión de Estudio sobre el Diaconado de las Mujeres (2016-2019).

Sor Nuria Calduch-Benages

Calduch-Benages:

la presencia de mujeres abre horizontes

En una entrevista, la biblista española nombrada por el Papa Francisco como secretaria de la Pontificia Comisión Bíblica -la primera mujer que ocupa este cargo- expresa su sorpresa y gratitud por esta elección.

Es una mujer que ha dedicado con pasión su vida a los estudios bíblicos. Docente de Antiguo Testamento en la Pontificia Universidad Gregoriana, experta desde hace tiempo en Sagrada Escritura, la española Nuria Calduch-Benages, de las Misioneras de la Sagrada Familia de Nazaret, ha participado también en los trabajos de la Comisión de Estudio sobre el Diaconado Femenino (2016-2019). La semana pasada fue nombrada por el Papa como secretaria de la Comisión Bíblica Pontificia. Originaria de Barcelona, se incorporó al organismo vaticano por primera vez en 2014 y fue reelegida el pasado enero para un nuevo mandato de cinco años, hasta 2025. Entre otros cargos, es profesora invitada en el Pontificio Instituto Bíblico de Roma, colaboradora asidua de la Federación Bíblica Católica, miembro destacado de revistas especializadas, así como miembro del Comité Científico de la revista Historia de las Mujeres (Universidad de Florencia) y de la serie «Tesis y Monografías» publicada por Verbo Divino (Estella). En 2008 participó en el Sínodo de la Palabra como experta.

¿Cómo recibió el nombramiento de Secretario de la Comisión Bíblica Pontificia y qué relevancia tiene el hecho de ser mujer en este cargo?

R. – Dos palabras pueden resumir mi reacción. Por un lado, sorpresa, porque nunca hubiera imaginado recibir este nombramiento y, por otro, agradecimiento a todas las personas que han confiado en mí. Creo que la presencia de mujeres en esta comisión, como en otras, es un elemento positivo y significativo que abre horizontes en la Iglesia.

¿Qué ha supuesto la experiencia de haber participado en la comisión de estudio sobre el diaconado de las mujeres?

R. – Durante unos buenos tres años, de 2016 a 2019, me dediqué, junto con los demás miembros, a estudiar el diaconado de las mujeres. Y aunque los resultados obtenidos se consideraron en cierto modo parciales, la experiencia vivida fue muy enriquecedora tanto desde el punto de vista intelectual y eclesial como humano. Creamos entre nosotros relaciones de amistad y colaboración que continúan hasta hoy. Y esto lo considero un privilegio.

La Sagrada Escritura está en el centro de sus estudios. ¿Cuál cree que es la contribución específica que las mujeres pueden aportar al estudio de la Palabra de Dios?

R. – Su competencia, sus intereses y su perspectiva. Piénsese, por ejemplo, en el estudio de las figuras bíblicas femeninas, sus historias, el uso de metáforas femeninas, la hermenéutica feminista y muchos otros aspectos. Hace cuarenta años, cuando las mujeres biblistas eran casi invisibles, estos temas y enfoques de las Escrituras no se contemplaban en los círculos bíblicos. Sin embargo, hoy son muy apreciados por todos, hombres y mujeres, y las publicaciones son cada vez más numerosas.

Usted enseña el Antiguo Testamento. Débora, Ester, Judit… Las figuras femeninas son centrales en estos libros de la Biblia mostrando también una atención a las mujeres y una relevancia que se les atribuye en la historia de la salvación no indiferente en comparación con otros pueblos contemporáneos a Israel. ¿Qué visión de la mujer se desprende de estos textos?

R. – En algunos relatos bíblicos, como los que ha mencionado, las mujeres aparecen como verdaderas protagonistas de la historia de Israel, con una importante misión que cumplir para el pueblo. En otros, sin embargo, son meros instrumentos del poder masculino. En otros, los autores las silencian totalmente. Así, sus historias no se cuentan y, por tanto, no podemos escuchar su voz. Esta es nuestra principal dificultad. Además, los textos bíblicos -no lo olvidemos- son textos muy antiguos en los que se describe a las mujeres según los arquetipos de cada época y según el punto de vista androcéntrico de los autores.