La campaña cuaresmal diocesana “Ayuna, Comparte y Ora” se destinará a 9 proyectos en el tercer mundo y la creación de un albergue en Santillana

El obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge, el delegado del Cáritas Diocesana, José Olano, y el director de Cáritas, José Luis Arango

La campaña cuaresmal de la Diócesis de Santander y Cáritas se destinará este año a subvencionar nueve proyectos en países del tercer mundo así como la creación de un albergue de peregrinos en Santillana del Mar que se podría en marcha este mismo año y a continuar apoyando a Hogar Belén.

Como en anteriores ocasiones, se trata de proyectos en países pobres donde se encuentran misioneros cántabros, tres de ellos en África, cinco en América y uno en Asia, que se suman a los dos citados en Cantabria, y que alcanzan un importe total próximo a los 140.000 euros.

En el caso de no cubrirse, dado que el año pasado se produjo un descenso en la recaudación del 20%, Cáritas pondría la diferencia para llevar a cabo estos proyectos de una iniciativa que cumple 19 años en la Diócesis y que en este periodo ha financiado 18 iniciativas avaladas por misioneros de Cantabria con 2,46 millones de euros.

La nueva edición, bajo el lema ‘Ayuna, ora y comparte’, se ha presentado hoy en rueda de prensa por el obispo de Santander, D. Manuel Sánchez Monge, el delegado del Cáritas Diocesana,D. José Olano, y el director de Cáritas, D. José Luis Arango, quienes han animado a las familias cántabras a colaborar llevándose a casa las huchas de cartón en las que depositar el dinero correspondiente al ayuno y las privaciones personales durante la Cuaresma.

El prelado ha apelado al sentido de la campaña puesto que, según ha dicho, “hay que ayunar orando para ser humildes” y lo ahorrado destinarlo para “los pobres”, sobre todo los necesitados del tercer mundo.

Al respecto, Sánchez Monge ha instado a “dar un empujón” a la campaña de este año, que incluye 24.200 huchas, teniendo en cuenta que “está garantizado” que todo lo recaudado, “hasta el último céntimo”, llega a su lugar de destino.
                        
Arango ha precisado que con motivo del Año de la Misericordia se ha elegido un “proyecto significativo”, Éleos, que incluye la creación de un albergue de peregrinos en Santillana del Mar que abrirá sus puertas este 2017 y con el que se pretende la integración socio laboral de los beneficiarios mediante una empresa de inserción.

Hasta ahora, en Cantabria solo existe una empresa de estas características, Ecolabora, creada por Cáritas Diocesana, que se dedica a la venta de ropa en la tienda Koopera y que “va como una moto”, según Arango, que ha destacado que esta iniciativa ha permitido salir de la exclusión a once familias. “Y el albergue va en un sentido similar”, ha indicado.