MANOS UNIDAS CELEBRA EL DOMINGO 12 DE FEBRERO LA COLECTA ANUAL CONTRA EL HAMBRE EN TODAS LAS PARROQUIAS DE LA DIÓCESIS

La Campaña de este año alerta de la abundante cantidad de comida que se desperdicia y que podría solventar el hambre de muchos

El viernes 10, se convoca el tradicional “Día del Ayuno Voluntario” para solidarizarse con las personas que padecen hambre

La organización de la Iglesia, Manos Unidas, celebra el próximo domingo 12 de febrero en todas las parroquias de la Diócesis la tradicional Colecta contra el Hambre, este año bajo el lema, “El mundo no necesita más comida. Necesita más gente comprometida”.

Asimismo en la jornada del viernes 10 de febrero, se ha convocado el tradicional “Día del ayuno voluntario” cuyo fin es solidarizarse con las personas que sufren hambre en el mundo. En este día de ayuno, se invita a la privación de algún alimento o a realizar comidas frugales.

Este mismo día 10 de febrero se celebrará una misa presidida por el obispo de Santander, Mons. Manuel Sánchez Monge, en la parroquia de la Anunciación (La Compañía) de Santander tras la cual se leerá el tradicional “Manifiesto contra el Hambre” que suele coincidir con el que se realiza en las demás diócesis.

La edición de la campaña de este año, la número 58, hace un llamamiento contra “el abundante desperdicio” de comida que se ocasiona en la sociedad actual, a la vez que se reclama “un decidido” compromiso contra el hambre.

La presidenta de Manos Unidas en Cantabria, María Purificación de la Cal, indicó que es “desconsolador” que cada año “1.300 toneladas de alimentos aptos para el consumo acaben en la basura”; lo que supone casi un tercio de la producción total de alimentos.

A pesar de esta abundancia, hay 795 millones de personas que no tienen comida suficiente para mantener una vida sana.

Para poner de manifiesto esta situación, Manos Unidas dedicará su  58 Campaña a informar cómo nuestro modo de alimentarnos influye en las causas, pero también a la vez en la solución del hambre” que sufren los ciudadanos de muchas zonas del mundo.

Por este motivo, desde Manos Unidas de Cantabria, al igual que el resto de las delegaciones españolas, se pedirá a los cántabros su “compromiso con el aprovechamiento integral de la producción de alimentos, evitando el despilfarro”.

Los fondos que se reciben en esta ONG de la Iglesia proceden de cuotas de socios, de colaboradores, de donantes y de la colecta anual que se celebra en el mes de febrero en las parroquias de toda España, como será la de este fin de semana. En Cantabria hay alrededor de mil socios.

Desde la delegación cántabra de Manos Unidas, se han apoyado proyectos de mejora en países como Colombia, Angola y El Salvador. Igualmente, mediante las llamadas “operaciones enlace”, se potencian proyectos en Haití, El Congo, India y Ruanda. Entre las acciones respaldadas por Manos Unidas de Santander ha figurado la ampliación de un hospital materno infantil en una aldea rural de Etiopía.

GABINETE DE PRENSA

OBISPADO DE SANTANDER